Saltear al contenido principal

Robespierre Lizárraga llama a la comunidad rosalina a mantenerse unida y solidaria ante la embestida del Gobierno del Estado, los jueces y el Congreso contra la Universidad

 

Con un receso de 2 horas se prolongó la continuación de la Audiencia inicial para formulación de imputación en contra del doctor Jesús Madueña Molina y los integrantes del Comité de Adquisiciones, en donde la Fiscalía General del Estado (FGE), tercamente buscó su vinculación a proceso. 

 

El doctor Robespierre Lizárraga Otero, Encargado del Despacho de Rectoría, señaló que es de suma importancia, que bajo los acontecimientos que se presentaron en los últimos días permanezcan unidos y alerta, también manifestó que las recientes declaraciones del Gobernador del Estado de Sinaloa, donde asegura no tener ningún conflicto con la UAS, hablan de un cinismo que no tolerará la comunidad Rosalina ni el pueblo sinaloense. 

 

“Recuerden que el año pasado, justamente en estas fechas es cuando cobardemente enviaron a la policía de investigación a tumbar las puertas de la universidad, asaltar escritorios y archiveros, hacer un acto de violencia que fue detenido por la determinación de los universitarios, cuando el gobierno ve la unidad y solidaridad, la unión como en estos momentos, se acobarda, por eso es importante seguir unidos, seguir adelante en esta lucha”, expuso.

 

Una vez finalizado el largo proceso de imputación, en el cual el cuerpo de abogados de la Casa Rosalina hizo réplica frente a los delitos que la Fiscalía ha tipificado, la comunidad universitaria se mantuvo a la espera que se diera a conocer la decisión del juez de control, así como las medidas cautelares que impondrían, no obstante, Madueña Molina reiteró a mantenerse cohesionados pasara lo que pasara. 

 

“Tenemos que estar unidos, muy solidarios en cada uno de los espacios porque la verdad tenemos un Gobierno muy abusón y están abusando de todo el poder que tienen, pues cuentan con el Congreso del Estado que ya escucharon a decir del Presidente de la Junta de Coordinación Política, ellos dicen que van a reformar la Ley Orgánica de la Universidad, pues tienen la mayoría y lo pueden hacer, pero que sea legal eso ya sería otro cantar”, indicó.

 

Aseguró que con toda la documentación que se presentó en la audiencia, era claro que no se debería de vincular a proceso, sin embargo, la incongruencia y contradicciones es lo que ha caracterizado el proceso legal por el que está pasando la Universidad, se podría esperar cualquier cosa por parte del poder judicial. 

 

“Hoy es el mismo juez que en medidas cautelares, una vez me separó del cargo, en aquella revisión de medidas cautelares de octubre y fue el mismo juez que me puso 2 millones de pesos de medida cautelar y fue el mismo juez que le puso al doctor Robespierre una multa de 50 mil pesos también en el tema de abuso de autoridad uno, (…) pero también es el juez inhumano que yo lo denuncié en la semana por negarme el permiso”, sostuvo.

Volver arriba