Gobierno francés propone ley que busca endurecer política migratoria

En medio de una ola de críticas, tanto de activistas como de los propios diputados del Parlamento, el presidente francés, Emmanuel Macron, propondrá este miércoles una reforma migratoria con el fin de endurecer las leyes a quienes pretenden hacer solicitudes de asilo en el país.

Medidas como el endurecimiento de los controles a los migrantes sin papeles, el aumento de las expulsiones y la imposición de sanciones penales para quienes entren ilegalmente en el país inquietan a algunos miembros de la mayoría gubernamental en la Asamblea Nacional y a las asociaciones defensoras de los derechos humanos.

La medida que más críticas ha recibido es el aumento del periodo de retención administrativa de los inmigrantes en proceso de expulsión que pasaría a 90 días, el doble del límite actual. La norma también propone convertir el cruce ilegal de fronteras en un delito punible con un año de cárcel y 3.750 euros de multa.

Los migrantes sin papeles que usen un documento de identidad falso para seguir en Francia se exponen a penas de cinco años de prisión y 75.000 euros de multa.

Como muestra del descontento, el personal de la Corte Nacional del Derecho de Asilo en Francia (CNDA) y la Oficina Francesa de Protección de Refugiados y Apátridas (OFPRA) convocaron para este miércoles una huelga contra este proyecto de ley que los sindicatos ven como “una ruptura incuestionable con la tradición de asilo de Francia”.

El proyecto de ley ha causado las primeras grietas la mayoría de Macrom en el Parlamento, que hasta ahora ha gobernado sin oposición visible.

El Gobierno galo defiende el proyecto de ley, pues asegura que hará más justo el tema de la inmigración y permitirá la reunificiación de los menores con sus hermanos. Hasta ahora podía traer a sus padres.

De acuerdo con medios internacionales en Francia, país de 67 millones de habitantes, viven 4,2 millones de extranjeros y unos 300.000 indocumentados, según datos del Ministerio del Interior. Este país recibió en 2017 en torno a 100.000 peticiones de asilo.

Foto: Prensa Latina

Nota AVN